Prepara en casa el Jabón y Detergente Líquido para la ropa, es más económico y eficaz que otros

Mantener nuestra casa limpia es el objetivo principal de muchas personas. Algunas tienen un horario estricto de limpieza, es decir, limpian cada 3 días e incluso hay otros que no soportan el mínimo de suciedad y asean sus hogares todos los días. Los productos de limpieza son totalmente necesarios y muy útiles, pues dejan el piso brillante, los objetos relucientes y la casa totalmente libre de malos olores, sin embargo, la mayoría de las veces nos encontramos con químicos que nos perjudican enormemente, causando alergias, sarpullidos, etc. Una manera sencilla de tener tu ropa limpia y mantenerte saludable es preparar tu propio jabón en casa.

Las recetas caseras siempre serán mucho más económicas que los productos adquiridos en cualquier tienda, además, los materiales son fáciles de conseguir, no se requiere demasiado esfuerzo en la preparación y podrás elaborar lo que quieras cuando quieras. Hoy vamos a proporcionarte los conocimientos necesarios para preparar tu propio jabón y detergente líquido en casa, los cuales podrás utilizar para lavar la ropa, limpiar tu casa y mantener un olor agradable.

Receta y modo de empleo del jabón y detergente líquido casero

Necesitarás conseguir los siguientes ingredientes en las cantidades especificadas:

  • Un litro de agua fría
  • Un litro de agua templada
  • Un litro de agua caliente
  • Cinco gotas de aceite de lavanda
  • Tres cucharadas de bicarbonato de sodio
  • Un jabón de coco en barra

Con respecto al aceite, no es necesario que sea obligatoriamente de lavanda, puedes utilizar cualquier otro aceite esencial que sea de tu agrado, lo importante es que tenga olor.

La preparación es sumamente sencilla, solo necesitas rallar la barra de jabón de coco en una cazuela grande, luego, coloca el recipiente a fuego lento, viertes el agua caliente y revuelves muy bien hasta que el jabón se disuelva por completo, por lo general esto tarda algunos minutos.

Agrega la cantidad de bicarbonato que especificamos y retira la cazuela del fuego. Sin tapar la cacerola, dejas reposar el líquido por unos minutos para posteriormente agregar el agua templada con mucho cuidado.

Revuelve bien y cuela la mezcla en otro recipiente con la ayuda de un tamiz. Vierte el agua fría y agrega las gotas de aceite de lavanda, bate bien, ubica el jabón en recipientes de plástico y listo, tu detergente está terminado. Esta receta tiene una vida útil de un año, así que puedes despreocuparte por todo ese lapso.

Ahora, cuando vayas a utilizar el jabón líquido casero, solo basta con que agregues una taza de este a tu lavadora y tu ropa quedará limpia, sin manchas y con un olor totalmente agradable. Lo mejor de esto, es que no origina alergias, cuida la piel y no destiñe la ropa, por lo que será como si utilizaras tus antiguos productos de limpieza.

Esperamos que esta información te sirva de mucha ayuda. Si empleas nuestros consejos, déjanos tus resultados en la sección de comentarios y no olvides compartirlo en tus redes sociales para que más personas conozcan esta maravillosa receta.