Nueve yerbas naturales para quitar el insomnio, los problemas cardiacos y el estrés

Un gran porcentaje de la población padece de insomnio, sobre todo los adultos en edad activa. Este trastorno afecta no solo en la cantidad de horas que se duerme, sino también en la calidad del sueño, porque abarca despertarte varias veces en la madrugada o bien antes de que salga el sol. En el siguiente artículo encontrarás remedios caseros y hierbas contra el insomnio.

Señales de insomnio

– Dificultad para conciliar el sueño

– Cansancio durante el día

– Despertar varias veces durante la noche

– Necesidad de levantarse por la madrugada

– Hipertensión arterial

– Alteraciones en el estado de ánimo

– Depresión

– Pérdida de la memoria

– Falta de concentración

– Problemas para realizar las actividades diarias

– Estrés

Plantas medicinales para tratar el insomnio

Valeriana

Es una de las hierbas “por excelencia” para tranquilizar los nervios y calmar la ansiedad, así como también para dormir mejor. Tiene propiedades que favorecen el sueño. Se debe beber una infusión hecha con una cucharada de raíz de valeriana por taza de agua antes de ir a dormir.

Pasionaria

También llamada Flor de la Pasión, se utiliza en los casos de personas deprimidas y que por ello no consiguen conciliar el sueño. Se puede emplear en tratamientos prolongados para poder descansar mejor cada noche. Realiza una infusión con una taza de agua hirviendo y una cucharadita de esta hierba. Otra opción es macerar la planta seca con alcohol, en un frasco de vidrio, durante una semana y consumir 25 gotas cada noche.

Estragón

Es una planta con aromas sedantes y es muy buena para los problemas de insomnio. Elabora un té con 5 gramos de hojas secas de estragón por taza de agua. Puedes beber hasta 2 tazas por día.

Melisa

Es un gran tranquilizante para los nervios pero, además, esta hierba (conocida como toronjil) tiene propiedades especiales para dormir mejor. Realiza una infusión de una cucharada de melisa por taza de agua, deja reposar quince minutos y bebe antes de ir a la cama. Otra opción es colocar tres gotas de esencia de toronjil es un terrón de azúcar y consumir media hora antes de dormir.

Tilo o tila

Es interesante y muy eficaz para aquellos que padecen insomnio por trastornos nerviosos. Para aprovechar sus bondades debemos realizar una infusión con una cucharada de esta hierba medicinal por taza de agua caliente y beber un rato antes de ir a la cama. Si el trastorno del sueño es muy profundo, se pueden consumir hasta 4 tazas al día.

Boldo

Tiene varias propiedades, entre ellas, calmante y sedante del sistema nervioso, gracias a sus aceites esenciales. Una infusión relajante se realiza con 2,5 gramos de hojas secas de la planta en 100 ml de agua hirviendo. Colar y beber justo antes de dormir. No se aconseja repetir este tratamiento más de cuatro veces a la semana.

Mejorana

Tiene efectos sedantes y se usa para tratar nerviosismo, insomnio y estrés. Llena la tina (bañera) con agua caliente y vierte unos 5 gramos de esta planta. Realiza un baño de inmersión durante 15 minutos y te sentirás más relajado. También puedes realizar una infusión con una cucharadita de mejorana por taza de agua y beber, como mucho, 3 tazas al día.

Menta

La menta piperita se utiliza para reducir las palpitaciones y las taquicardias, así como también para tratar el insomnio y ayudarnos a dormir mejor. Realiza un simple té de menta y te servirá a su vez para los problemas digestivos. Permite conciliar el sueño y paliar los efectos psicosomáticos de la depresión.

Azafrán

Contiene sustancias sedantes y aromáticas que reducen el nerviosismo y la ansiedad. Realiza una decocción de 0,5 gramos de azafrán por cada 200 ml de agua. Deja reposar cinco minutos, cuela y bebe repartido a lo largo del día. No se recomienda superar los 1,5 gramos al día.