Ideas para montar un huerto vertical

Si quieres tener tu propio huerto urbano pero no tienes espacio en tu casa o jardín para montarlo, los huertos verticales pueden ser una gran alternativa a la falta de espacio. La primavera se acerca, y pronto vas a poder empezar a preparar tu huerto para cultivar vegetales y otras hierbas. Pero si quieres tener una amplia variedad de cultivos tendrás que encontrar la manera y el espacio para cultivarlos.

Si no encuentras una solución, aquí te compartimos algunas ideas prácticas de cómo hacer crecer tus cultivos de forma vertical, que puedes colocar en tu jardín, sin costos adicionales. Puedes utilizar diferentes contenedores que seguro algunos tienes disponibles en este momento, tales como barriles de plástico hasta cubos de metal.

Cuando montes tu propio huerto vertical, verás lo fácil que es cultivar tus propios vegetales de esta manera y cuánto espacio ahorras que puedes utilizar para otros fines.

Esta es una selección las mejores ideas para un huerto vertical:

Flowering City:

Un producto simple, pero capaz de transformar cualquier tejado común en un techo verde. El sistema ha sido bautizado como Flowering City y funciona como una herramienta eficaz para mejorar la calidad ambiental del medio ambiente que te rodea. Un sistema pensado para los tejados pero que como puedes ver en la imagen, puede transformar cualquier pared en un huerto o jardín vertical. Para montar este huerto vertical urbano solo hace falta una placa colocada sobre el tejado o la zona en la que decidas ubicarlo y unas piezas en forma de embudo que se montan sobre los azulejos, para cultivar cada planta. El sistema aprovecha además el agua de lluvia para regar.

Árbol de Cebollas

Aunque el Árbol de Cebollas no encaje exactamente con la idea que muchos pueden tener de huerto vertical urbano, sí que es una alternativa con potencial para quienes no tengan mucho hueco libre, pero no quieran renunciar a cultivar algún alimento. Para crear este árbol y recoger sus frutos solo necesitarás una botella de agua, tierra, agua, brotes de cebolla y un poco de atención. Corta el cuello de una botella, haz pequeños agujeros alrededor de la misma y vete creando capas de tierra y de brotes de cebolla. Antes de eso, no olvides dejar los brotes en remojo una noche antes de introducirlos en lo que, pronto, será tu árbol de cebolla particular.

Sistema hidropónico casero con 168 plantas

Una terraza bastará para que puedas crear un huerto vertical casero muy productivo: si sigues las instrucciones del vídeo podrás cultivar hasta 168 plantas, preferiblemente aquellas más pequeñas, como fresas, rábanos o lechugas. Como se ve en las fotografías, la estructura de este huerto vertical es bastante elaborada, pero con este tutorial seguro que no se te resiste. En este caso, el sistema de cultivo hidropónico cuenta con doce tuberías con agujeros para cada planta que quieras cultivar. Además, este huerto incorpora un sistema para repartir el agua de forma que el riego sea igual en la parte superior que en la inferior, con lo que se evita el exceso de humedad en cualquiera de los escalones.

Cultivar 45 kg de patatas en un barril

Huertos verticales palets, maceteros, torres… hay miles de opciones para cultivar alimentos en tu propia casa. De hecho, con algo tan sencillo como un barril o un recipiente similar, por ejemplo un cubo de basura bien limpio, podrás lanzarte a por tu primera cosecha de patatas. Elegido el contenedor, que tiene que tener al menos un metro de alto, hazle unos orificios en la parte inferior para garantizar el drenaje e introduce una capa de 15 centímetros de compost y mantillo vegetal. Coloca sobre ella las patatas de siembra y cúbrelas con otra capa de tierra de aproximadamente las mismas dimensiones. Repite esta operación conforme los tallos vayan creciendo, para cubrirlos hasta la mitad. Alrededor de dos meses y medio después, tu cosecha de patatas debería estar lista para recolección.

Cultivar fresas en torres de depósitos

Una alternativa sencilla y barata para hacerte con tu propio huerto vertical casero son los maceteros apilados en forma de torre para el cultivo de fresas. Otra ventaja de esta idea es el espacio: cualquier hueco libre, por pequeño que sea, será suficiente para ver brotar tus propias fresas.

Para montar esta zona de cultivo casera, haz doce agujeros en cada uno de los maceteros e introduce en cada uno de ellos la parte inferior de una botella de plástico, también agujereada. Lo ideal sería que la atornilles al macetero para que quede bien sujeta. Añade entonces la tierra y las plantas de fresa tal y como muestran las fotografías. Después, coloca piedras sobre la maceta para que la tierra se mantenga cuando riegues, da forma a la torre y, en menos de un cuarto de metro cuadrado habrás ganado espacio para 48 plantas.

Jardín Vertical reutilizando botellas de plástico

¿Alguna pared exterior vacía en tu propiedad? Si es así, los huertos verticales caseros instalados por el estudio brasileño Rosenbaum pueden servirte de inspiración. Con algo tan simple y que tanto se acumula como las botellas de plástico de dos litros, un poco de cuerda resistente y un par de arandelas por botella, tendrás todos los instrumentos para crear un huerto colgante con el que, además de cultivar tus alimentos, estarás apostando por la reutilización de residuos plásticos. Haz cuatro orificios en la parte inferior de cada botella, córtala por la cara superior para introducir en ella la arena y las plantas, amárrala a la pared y listo. Ya solo tendrás que preocuparte de cuidar tus alimentos y de recolectarlos.

Jardín colgante con madera y cuerda.

Convertir la pared de tu terraza o de un cuarto que tenga buena iluminación en un huerto vertical urbano es más sencillo de lo que parece. Una buena alternativa es este modelo de jardín colgante con madera y cuerda, para el que solo necesitarás elegir el lugar para montarlo y un poco de maña para agujerear las baldas, atar unas a otras y colgarlas de forma que queden bien aferradas a la pared. Una vez des estos pasos, el resto será colocar los maceteros, elegir las semillas o plantones que quieres cultivar y ponerte manos a la obra en este huerto colgante urbano que te puede dar muchas satisfacciones.

Jardín hidropónico para las ventanas urbanas

Cuando las ventanas son de las pocas opciones que te quedan para instalar tu huerto vertical casero, no desesperes porque, como has visto, opciones no faltan. Una de ellas es este jardín hidropónico para ventanas urbanas ideado por el Widowfarm project, que podrás adaptar también a paredes interiores en las que entre la luz.

Con botellas de plástico o garrafas reutilizadas como maceteros y bolas de arcilla como sustrato para las plantas, prácticamente basta. Solo tendrás que ensamblar una a otra, para lo que tendrás que introducir el cuello de una botella en la base de la otra y, una vez tengas la pila, cuélgala dónde quieras. Lo que sí vas a necesitar para este jardín hidropónico es una bomba de agua que la suba hasta la botella más alta y, a ser posible, un depósito en la parte superior que distribuya el agua en cada una de las columnas.

Huertos verticales de diseño para espacios pequeños (tubo de PVC)

La idea es usar el espacio disponible para los huertos verticales creados con tubos de PVC. Además de cortarlo y empalmarlo como mejor te convenga, tendrás que perforar la cara superior en la que plantarás tus frutas y verduras y sostener bien la estructura a la pared. No olvides realizar varias perforaciones en la parte inferior del tubo, para que drene de la forma adecuada para tus plantas.

Huerto Barril

Si te ha interesado la idea de los huertos verticales caseros en barril para el cultivo de patatas, esta te va a motivar también porque extiende la idea a todo tipo de cultivos. Como en el caso de las patatas, un barril o cualquier otro recipiente similar será suficiente para hacerte con tu espacio de cultivo ecológico casero. De nuevo, con un contenedor de un metro de alto que tenga varios agujeros en la parte de abajo para dar salida al agua y que tus hortalizas no sufran por exceso de humedad, tendrás prácticamente todo lo que necesitas para plantar tus semillas o plantones. Asegúrate de utilizar una buena tierra, de incorporar nutrientes y de no plantar de más, puesto que las frutas y verduras que cultives necesitan su propio espacio para poder crecer.

Cultivar patatas en bolsas de cultivo

Un huerto urbano casero más reducido es, prácticamente, imposible. Ahora, como ocurría antes con el árbol de cebollas, este sistema es apto para un alimento y, en este caso, son las patatas. Cualquier lugar de tu casa será bueno para sistema de cultivo casero, para el que solo necesitas un saco, arena para llenarlo y las patatas, que deberás ir cubriendo de tierra conforme van creciendo, hasta que el saco no dé más de sí. En ese momento, florecerán las patatas y, previsiblemente, las tendrás listas.

Cultivo Aeroponico vertical: Comida sana cerca de vosotros.

Si sueñas con tener tu propio huerto vertical urbano, el cultivo aeroponico vertical te abre un mundo de alternativas como la de esta imagen, con un huerto montado con estanterías sobre las que no solo se produce, sino que se hace siguiendo lo que se conoce como aeroponía, uno de los métodos de cultivo más rápidos para el que tendrás que conseguir que las raíces de cada una de las plantas queden en un espacio totalmente cerrado. Además, tendrás que aportar a las raíces todos los nutrientes que necesitan a través de aspersores o aparatos de similar naturaleza.

Cultivo escalonado con garrafas de plástico

Los huertos verticales caseros son, en general, más sencillos de armar de lo que parece. Todo es buscar su sitio y dar con la clave. Una opción sencilla la puedes encontrar en este cultivo escalonado con garrafas de plástico, para el que solo necesitarás un poco de espacio, un soporte montado en escalera y las garrafas de plástico usadas que, eso sí, tendrás que perforar por su cara vertical para que hagan las veces de macetas. Aunque el de la imagen es bastante espacioso, recuerda que puedes adaptar tu propio huerto de cultivo vertical a lo que mejor se ajuste a tu vivienda.

Macetas apilables para cultivos de fresas, hierbas, flores y vegetales de todo tipo

¿Tienes una esquina libre en el balcón de tu casa o en una habitación y ganas de un huerto vertical urbano? Aunque sea de pequeñas dimensiones, tienes muchas opciones para aprovechar ese hueco. Hoy por hoy existen muchas alternativas en el mercado para adquirir maceteros apilables de 3 unidades, 6 o incluso más. De hecho, si prefieres reciclar, tú mismo puedes crear tu macetero y montarte tu huerto vertical casero que, además, te ayudará a ahorrar agua, puesto que al situar unas plantas encima de otras este recurso se va filtrando de las superiores a las inferiores.